Carta de nuestra fundadora Sra. Oonah Murphy de García de Onrubia

No cabe duda que tantos años de existencia en un Colegio en este mundo es un logro poco frecuente y haberlo podido llevar a cabo nos llena de satisfacción. Lo que nos propusimos desde el primer momento como línea de conducta ha perdurado hasta hoy.

Nunca fuimos facilistas y, como lo dice nuestro escudo, apostamos al esfuerzo para preparar a nuestros chicos para que disfruten de la riqueza de la cultura. Lo mejor del idioma inglés, su poesía, su literatura, su teatro. La lengua francesa tan conectada con la cultura argentina. Todo esto constituye una riqueza intelectual que nada ni nadie les podrá quitar, al contrario será el instrumento que les permita comprender mejor la realidad compleja de nuestros días.

Para que esto sea posible habrá que enseñar a aprender, despertar esa curiosidad que el niño trae el niño al nacer. Ésta es la clave de una pedagogía exitosa, hacer que los chicos quieran aprender. Dijo Sábato que por más que se cambien las directivas, “la suma del cuadrado de los catetos será siempre igual”.

Hay tres cosas que no tienen vuelta: la flecha arrojada, la palabra dicha y una posibilidad perdida. Aprovechemos la posibilidad de saber más para que todo nos cueste menos después. Así como no mandaríamos un soldado a pelear sin equipo tampoco dejemos sin el equipo con los conocimientos necesarios a nuestros hijos porque les espera un mundo difícil.

Sólo me queda agradecer la confianza percibida de los padres y el cariño de tanta gente que pasó por las aulas y caminó los patios de mi querido St Michael´s College.

(Discurso pronunciado en ocasión del 50° aniversario del Colegio)