DISCURSO POR LOS 65 AÑOS DEL COLEGIO SAN MIGUEL

El Colegio San Miguel cumple 65 años. Para nosotras es una gran emoción porque parte de esos años atraviesan nuestras vidas de alumnas y de docentes y, en mi caso, de madre también. Todos aquellos que formaron parte del colegio hicieron que nuestra infancia y adolescencia transcurrieran con alegría y nos acompañaron y guiaron a lo largo de nuestra educación. Esto nos marcó e influyó en la decisión de dedicarnos a la docencia y nos dio las herramientas para hacerlo.

Cada vez que venimos a la escuela como docentes, nos vienen a la memoria los recuerdos de Oonah; las vivencias con las hermanas Villamil, con la señorita Ofelia y su “Saquen el libro de lectura”, con nuestras queridas maestras Zulema y Amalia, con Hilda Boerr , Marta Ruocco, y Elsie Hall.  Nos acordamos también de Hilda y su quiosco. Todas ellas evocan nuestra infancia y adolescencia. Ellas son San Miguel para nosotras, junto con muchos otros que impulsaron en este lugar nuestras ganas por enseñar; despertaron una vocación.

Todo esto aviva la felicidad con la que trabajamos, la serenidad para afrontar dificultades cotidianas, la confianza para hacerlo.  Esa confianza que uno siente en la familia. Esa seguridad de poder ser una misma, de decir, hacer, cuestionar sabiendo que alguien escucha, reflexiona.

Deseamos haber podido transmitir, como ellos lo hicieron con nosotras, sentimientos y conocimientos a nuestros alumnos y, en especial a ustedes que terminan hoy esta etapa. Estamos convencidas de que, como dice el himno del colegio “the link that keeps us together is St. Michael’s in our hearts”. San Miguel será el eslabón que nos mantendrá a todos unidos.

 

PROF. MARIA MARTA LORAY Y PROF. MARCELA ROSSI