La gran ocasión

Una sociedad de lectura-a veces una pequeñísima sociedad de a dos- es siempre algo estimulante.

La sociedad de lectura del aula es un punto de partida…Se va a ir ampliando indefectiblemente, por ese efecto disparador de la lectura, porque los textos llevan a otros textos…del aula a la biblioteca de la escuela, tal vez a la biblioteca del barrio.

La historia del lector, que comienza precozmente, cuando no es dueño todavía de la palabra, es una historia sin fin.

Ni se inicia en la alfabetización ni termina en la universidad.

La historia de un lector se confunde con la vida. Siempre se estará “aprendiendo a leer”

También puede haber algún otro “maestro”, como el de la sociedad del aula que nos dé espacio, tiempo y compañía, nos insufle confianza y nos deje leer.

1-mat 2-mat 3-mat 4-mat 5-mat 6-mat 7-verd 8-verd 9-verd 10-verd 11-verd 12-verd