¿Por qué proponer en el jardín de infantes la indagación del ambiente social y natural?

 

9-2 8-2 6-1 3-1 13-1 12-1 1-1 4-1 2-1En la Educación Inicial, el tratamiento de ciencias sociales y ciencias naturales
propone que los alumnos enriquezcan, complejicen, amplíen y organicen sus
conocimientos acerca del ambiente social y natural. Para que esto suceda al interior
de los jardines se requiere por un lado convertir el ambiente en objeto de enseñanza
y por el otro, docentes atentos que desnaturalicen aquello que se da por obvio.
Partimos de la idea que los niños portan saberes acerca del ambiente en el que viven,
y este es el punto de partida que permite en el jardín favorecer la reorganización y
sistematización de esas ideas.
Esto guarda estrecha relación con uno de los propósitos centrales del Nivel Inicial que
es el de ampliar los repertorios culturales de los alumnos, ofreciéndoles claves de
acceso a través del conocimiento, a otros mundos y horizontes.
Salir a observar e indagar el ambiente físico, social y cultural constituye uno de los
modos por excelencia para buscar nuevos datos e informaciones, y de esta manera
realizar las primeras aproximaciones que permitan a los niños comenzar a conocer y
recrear la memoria colectiva, ofreciendo a los niños la posibilidad de explorar
diversas fuentes a partir de las cuales tomar contacto directo con el pasado,
observación de imágenes, fotografías objetos.
Salir, explorar otros ambientes, reconocerse en otros espacios junto a los compañeros,
investigar, disfrutar, en todos los casos, ofrecer a los alumnos la posibilidad de
explorar diversas fuentes a partir de las cuales tomar contacto directo con el pasado:
visitas al Museo del Traje, Museo de Artistas Argentinos Benito Quinquela Martín,
Biblioteca del Niño, observación de esculturas y placas, entre otros son formas de
abrir el jardín al mundo, de aprender.